Cinco pasos para amueblar tu casa

Los muebles son elementos imprescindibles para habitar un espacio. No sólo aportan su funcionalidad correspondiente y nos permiten descansar, organizar, trabajar o compartir un momento con nuestros seres queridos, sino que nos ayudan a generar ese calor de hogar, que transforma un simple edificio en nuestra casa.

Sin embargo, amueblar una casa tiene su arte. No se trata sólo de comprar una mesa y sillas porque necesitamos sentarnos a comer, o una cama, porque es imprescindible dormir con comodidad. Para que tus muebles realmente se integren a la idea que tienes de un hogar, así como al espacio del que dispones, debes planear su adquisición con tanto cuidado como planeaste la construcción o la compra de tu casa.

Expertos en interiorismo y diseño recomiendan seguir estos cinco pasos para elegir los muebles del hogar.

muebles

  1. Mide cada estancia

Incluso antes de ver catálogos y dejarte conquistar por tal o cual diseño, es fundamental que tengas una clara idea del espacio con el que cuentas. Toma nota del tamaño general de cada habitación, así como de los lugares donde colocarás los muebles. Recuerda que cada espacio necesita muebles proporcionales a su tamaño, para que no parezca saturado ni despoblado. Si colocarás muebles cerca de las ventanas, considera el ancho y la altura, para que los muebles no bloqueen todo el paso de la luz. Y algo muy importante, toma las medidas de puertas y pasillos, para asegurarte de que tus muebles lograrán entrar a casa.

  1. Toma en cuenta la funcionalidad

Este punto parece muy obvio. Un sillón o una silla son para sentarse, una cama para dormir y un librero para colocar tus libros. Sin embargo, no me refiero sólo a la funcionalidad básica de cada mueble, sino a la forma en que estos pueden facilitar, o complicar, las actividades que llevas a cabo en casa. Una familia, por ejemplo, no sólo necesita una alacena para guardar cosas, sino un mueble o muebles con las dimensiones adecuadas para almacenar todo lo que varias personas necesitan. En cambio, una persona sola no requiere muebles con gran capacidad de almacenamiento; puede optar por armarios o alacenas más pequeños y aprovechar el espacio libre para colocar otro tipo de accesorios, como un centro de entretenimiento o un aparato de ejercicio.

  1. Define un estilo y un presupuesto

Con una idea más clara de lo que necesitas y de lo que tu espacio te permitirá recibir, ya puedes pensar en estilos decorativos, así como en presupuestos. Esto te ayudará a seleccionar las tiendas que te conviene visitar, pues en un mercado tan grande como lo es el de la venta de muebles, no terminarás de cubrir todas las posibilidades.

  1. Piensa en las combinaciones

Si partirás de cero en la decoración de tu casa y además de amueblar tienes que pensar en pintar o colocar pisos, la elección de un estilo puede ser más sencilla, porque una vez que te decidas, sólo tendrás que implementar los colores, materiales y accesorios necesarios para crearlo. Pero si sólo se trata de comprar algunos muebles para una estancia decorada, también tienes que pensar en la combinación, tanto de colores y materiales como de diseños.

  1. Busca la comodidad

La comodidad y la ergonomía son aspectos que actualmente se consideran para el diseño y la fabricación de todo tipo de mobiliario, desde los muebles para oficina hasta los que se colocan en estadios o centros de espectáculos. Si hasta en un inmueble como un estadio, donde la gente no permanece mucho tiempo sentada, se busca la comodidad de unos asientos para estadio con respaldo (stadium seats with backs), con mayor razón deberá buscarse para los muebles de una casa, cuyo principal objetivo es darnos soporte en momentos de relajación y descanso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *