Consejos para que tu sofá luzca siempre como nuevo

Todos los muebles del hogar, sin importar lo sencillos, sofisticados, antiguos o costosos que sean, dicen algo de ti y del ambiente que has creado en tu espacio. Por eso, ya sea que tengas sofás modernos o clásicos, sillas y comedor de madera o de aluminio y lámparas clásicas o de diseño minimalista, te preocupas por conservarlos en perfecto funcionamiento y estado.

Ya que nos referimos a los sofás, en esta ocasión daremos algunas recomendaciones para conservarlos impecables. Los sofás y sillones son algunos de los muebles más importantes del hogar, porque se encuentran en la habitación que constituye la carta de presentación de tu casa; en efecto, la sala.

Solo algunos de tus familiares y amigos de más confianza llegarán a conocer estancias como las recámaras o la cocina; pero el vecino que te hace una breve visita para comentar un asunto de la comunidad o los socios a los que invitas a una cena, inevitablemente pasarán algunos momentos en la sala y sin duda te empeñarás en que ésta cause la mejor impresión.

Además, en virtud de la inversión que supone, el sofá no es uno de esos accesorios que podamos cambiar cada dos o tres años. Lo ideal es elegir un sofá cómodo, de calidad, con un estilo que se adapte a distintos tipos de decoración y que tenga una larga vida. Para logra esto último, es preciso que lo cuides. Pero no te preocupes, con estas sencillas atenciones, lograrás que tu sofá luzca como nuevo por muchos, muchos años.

Aspira

Por más hermético que sea tu hogar, el polvo encuentra la manera de colarse y al depositarse en superficies como la tela o la piel del sofá puede causar desde opacidad hasta manchas permanentes. Por ello, el primer paso para conservar la limpieza y el color original de tu sofá es aspirar con regularidad. De esta forma evitarás que el polvo se acumule o que se extienda y manche si la limpias con un trapo. Además, al aspirar retirarás otras impurezas, como migajas o pelo, si es que tienes mascotas.

Cuida y protege

Mantener tu hogar impecable no significa que dejes de disfrutarlo. Sin embargo, muchas veces caemos en esto, con tal de mantener el buen aspecto de nuestros accesorios y muebles. No tienes que colocar la típica cubierta de plástico para cuidar tus sillones, pero sí puedes tomar otras medidas igual de preventivas y con mejor gusto. Si tienes el hábito de leer el periódico en la sala, no lo dejes sobre el sofá, especialmente si es de color claro; la tinta puede correrse y manchar el tapiz, especialmente si hay humedad. Si tienes que tomar alguna nota, no te apoyes en el brazo del sofá, ya que también podrías mancharlo por accidente. Si tienes mascotas y dejas que compartan ese espacio, puedes adquirir una cubierta especial, que proteja los sillones de pelo y polvo, sin dar al traste con el estilo de la decoración. Y si algo se derrama o ensucia el tapiz, trata de sacar la mancha de inmediato.

Limpia con regularidad

Existen productos especiales para limpiar y proteger los sillones, ya sea que tengan tapiz de piel o de tela. No obstante, por más que digan que son especiales para este tipo de superficies, algunos materiales pueden tener una reacción adversa. Para evitarla, coloca un poco de la sustancia en una superficie pequeña y no visible del mueble. Si después de un tiempo no percibes decoloración, manchas o algún tipo de deterioro, puedes aplicar el producto con confianza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *