El mármol, una piedra que luce hermosa a pesar del tiempo

Una de los más hermosos materiales que tenemos para “vestir” nuestra casa es sin duda el mármol.

Esta es una de esos materiales que ha trascendido en la historia y lo podemos apreciar en legendarios e icónicos edificios como el Taj Mahal en la India, en las antiguas Roma y Grecia por solo mencionar algunos lugares de los cientos de edificios, monumentos y piezas de arte que existen.

Al ver que estas hermosas obras han trascendido a través del tiempo y aún podemos observar lo bella que es la roca, es por supuesto un material que a muchos nos agrada para tenerlo en casa y sentirnos parte de su magnético atractivo.

Esta piedra natural por sí misma ya es en sí una gran inversión que ofrecerá por muchos años ese servicio de embellecer cualquier espacio.

Ahora bien si ya cuentas o piensas en adquirir mármol, es importante que sepas que requiere de ciertos cuidados y cierto mantenimiento que en sí son sencillos de seguir lo cual ayudará a preservar la belleza de la piedra para las generaciones futuras, tal y como lo hemos visto en esas estructuras antiguas.

El mármol tiene tres acabados como piedra primaria:

  • Un acabado pulido que tiene una superficie altamente brillante que refleja la luz y hace hincapié en el color y las marcas del material.
  • Un acabado pulido como una superficie satinada lisa con relativamente poco reflejo de luz. Generalmente se prefiere este acabado para pisos, peldaños de escalera, umbrales y otros lugares donde el tráfico pesado desgastará el acabado de la superficie. Este tipo de acabado también se puede utilizar en tapas de muebles y otras superficies.
  • Un acabado flameado es una superficie de textura áspera utilizada con frecuencia en baldosas de granito.

Muchos otros acabados están disponibles y se utilizan en todo el mundo.

Si es tu caso y necesitas un acabado en particular, será necesario que consultes a un profesional de la piedra si es que el acabado no coincide con estos tres tipos principales.

Entre los cuidados y el mantenimiento que habrá que darle al mármol habrá que tener en cuenta lo siguiente:

  • Mantenimiento: Es una limpieza programada con procedimientos específicos e inspecciones diarias, semanales u otras regulares para mantener la piedra en buenas condiciones.
  • Cataplasma: A veces se usa un limpiador líquido o un producto químico mezclado con un material absorbente blanco para formar una pasta gruesa, que retira manchas puntuales y no agreden a la piedra.
  • Renovación: Es la limpieza de superficies de piedra de dimensión olvidada.

En cuanto a los servicios que podrías requerir se encuentran:

  • Restauración: Es el solicitar medidas correctivas a gran escala para restaurar una estructura o área a su estado original o al menos a un estado aceptable Este tipo de servicios generalmente se aplica a las estructuras históricas.
  • Acabado: Puedes solicitar el rejuvenecimiento o pulido de pisos y paredes de mármol, piedra caliza o granito de forma periódica o en su defecto, si el lugar requiere este servicio por existir un tráfico constante.

Ahora, te doy un tip adicional por si deseas sacar un mayor provecho en cuanto a servicio y mantenimiento: en los edificios e hitos históricamente importantes, muchos de los protocolos de limpieza, mantenimiento y restauración son establecidos por comités de conservación histórica y otros organismos/departamentos del gobierno por lo que consultar con ellos puede ayudarte para un caso muy específico.

Te recordamos que en Mármoles Arca somos especialistas en lo que a mármol y granito se refiere.

Si en tu caso requieres asesoría para definir mejor tu proyecto e identificar el mármol que mejor se adapte a él con gusto lo haremos, solo es cuestión de que nos contactes.

Para brindarte un mejor servicio, contamos con extensas áreas e presentación y podrás ver nuestro catálogo de mármoles en Querétaro, Monterrey y en Bosques y División del norte en la Ciudad de México. ¡Te esperamos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *